logo Facebook logo Twitter logo Instagram logo Mastodont


logo agendaconcerts.cat




  • Konx-om-Pax no consigue poner a bailar al público del Eufònic Urbà 2019

    Konx Om Pax es una frase enigmática asociada al ocultismo y nombre de un libro del escritor más conocido de este movimiento, el británico Alesteir Crowley.

    También es el alias del Tom Scholefield aunque su música tiene poco de enigmática y oscura sino que, más bien lo contrario, es bastante vibrante y, dentro del marco del Eufònic Urbà -Festival dedicado a músicas vanguardistas y electrónicas-, de lo más orientado al baile que uno escuchará.

    La mayor parte del público que llenaba la noche del sábado 2 de febrero el Claustro del Arts Santa Mónica, al final de La Rambla de Barcelona, ​​joven, a la moda y muy internacional, lo escuchaba sentado o, directamente, boca arriba, mirando los 'visuals' de colorines psicodélicos como quien mira una película.

    El hecho es que en ambos lados del claustro dos jóvenes se levantaron y empezaron a bailar disimuladamente al ritmo de la música de Konx-om-Pax. Me gustaría decir que esto provocó una descarga eléctrica definitiva que levantó todo el mundo del suelo o un efecto dominó y que la tarde medio-aburrida se convirtió de repente en una fiesta, en una discoteca. Pero no. No se si por pereza o vergüenza quien más se movía era golpeando rítmicamente la pierna con la mano o el pie contra el suelo. Una lástima, era bastante evidente que la música llamaba al baile, no a mirar el móvil.

     Konx-om-Pax, actuando en el Eufònic Urbà de Barcelona.

    Konx-om-Pax, actuando en el Eufònic Urbà de Barcelona.

     Konx-om-Pax, actuando en el Eufònic Urbà de Barcelona.

    Konx-om-Pax, actuando en el Eufònic Urbà de Barcelona.

     Konx-om-Pax, actuando en el Eufònic Urbà de Barcelona.

    Konx-om-Pax, actuando en el Eufònic Urbà de Barcelona.